Es cierto lo que dicen que «nunca es tan oscuro como cuando va a amanecer». Y es que esa sensación la estaba arrastrando desde hace bastante tiempo con la música y sus intentos de fama por parte de sus artistas enlatados por toda Latinoamérica, con una fórmula rebuscada rayando a… no sé… ¿apestosa?.

Si, creo que esta sería la mejor manera de expresar mi nivel de depresión musical, al darme cuenta que el amor de mis amores empresariales en esta industria llamada Madonna, haya osado a realizar un proyecto junto al reguetonero Maluma con la canción «Medellín». Estaba camino al trabajo y, bueno, decidí escuchar el audio que fue publicado en el canal de Youtube de la Reina del Pop el pasado 17 de Abril.

Para ser muy franco, solamente lo escuché un par de veces y no tuve expectativas muy elevadas con la canción: un tono oscuro, misterioso y luego el toque de Maluma entra como «virgen» en terreno de cocodrilos, pues todos sabemos que entrar en territorio de reyes, debes ser audaz y jugar las reglas que se han de imponer luego de salir algo de este calibre a la luz. Con esta canción, diría que Maluma está dando un brinco más alto lejos de todos los artistas de este género que conocemos de forma cansativa por las constantes repeticiones de sus canciones en las radios que conspiran en el mundo. Pero bueno, no nos pongamos dramáticos.

¿Qué nos trae «Medellín»?

Resumiendo, se trata de una canción en la que Madonna, luego de una extenuante oración a Dios, confiesa su debilidad como humana y quizás, solicitando fuerzas para continuar, agradeciendo además por el espíritu de su madre que siempre la acompaña. Finalmente, dice que ahora será Madame X, alter-ego que adopta porque como dice ella, a Madame X siempre le gusta bailar y será dificil atinarle.

Maluma por su parte ingresa como un chico que tomará sus clases de baile, o bien, seguirá sus pasos rumbo a la grandeza. En la canción ella menciona que se tomó una píldora y despertó en esta ciudad, donde curiosamente Juan Luis Londoño Arias nació (ese es el nombre de pila del cantante colombiano). Él, con su siempre inocente intento de mostrar su masculinidad y dotes de conquista, le dice a Madonna que esté tranquila, pues él le guiará por el camino y que si caben dudas, puede sentarse en su trono (si Malu, sabemos a qué te refieres).

Al final, resumiendo, ambos concuerdan y Maluma le sigue el juego a la gavilana, para que finalmente quede como uno de los más grandes del mundo. Prácticamente, ahora Maluma está en otra postura sobre el resto de los cantantes de su género, pero ¿qué consecuencias le traerá consigo?

Aquí les dejo el video: buena historia, excelentes escenarios pero igual… seguimos comiendo del mismo atol.

No entraré en detalle respecto al tema de los mensajes Iluminatis que hay detrás de toda esta manipulación en la música porque esa no es la finalidad de mi post hoy. Pero me enerva que una y otra vez, solo hagan conspiraciones entre los famosos para que uno los siga sin pensar lo que amamos escuchar nosotros como sus «fans». Más de lo mismo una y otra vez: manipulación, mensajes subliminales, un ritmo constante que aunque en este canción confieso que me hizo asentar mi cabeza y mis dedos al ritmo de su compás, igual no deja de ser más y más y más de lo mismo.

Amo a Madonna, por la mente maquiavélica que tiene en negocios y su capacidad de sorprendernos en todo momento. Cantante, productora, artista, filántropa y últimamente se le ha visto como cineasta. Y Maluma, guapo, «pretty boy» ganador del Grammy frente a Natalia Lafurcade (ese golpe bajo nunca lo superaré), pero muy ingenuo y notablemente inmaduro en sus redes sociales. No obstante, cuenta con un gran corazón cuando de ayudar al prójimo se trata.

Sin embargo de mi parte como melómano crítico, hasta aquí ya había tomado la decisión de decirle Bye Bye a todas las esperanzas de que algo productivo se realizara finalmente en la música.

Estoy harto de ver chicas vestidas cual prostitutas en un prostíbulo, niños jugando de hombres villanos con su puro de tabaco o bien de marihuana entre sus manos convenciéndonos en sus videos que son especimenes sementales únicos en el planeta.

… cuando de repente:

Mis plegarias fueron escuchadas desde tierras alemanas.

Justamente dos días después del lanzamiento del video oficial de «Medellín», renace de las cenizas un grupo de caballeros verdaderos «machos alfa» en la música, cuyas canciones remotamente lograba tararear en mis tiempos de colegio con su «Du… Du Hast… Du Hast Nich» (me disculpan mi alemán, pues solo sé decir «Ich Liebe Dich»)

Una prepotente combinación de guitarras eléctricas y fuertes retumbos de batería con un compás constante para nada elaborado pero con gran peso y agresividad, fue así como conocimos a los increíbles señores de Rammstein.

Sus notables influencias de rock metal industrial con casi 25 años de existencia, influídos por bandas de su tierra como Oomph! y Die Krupps, han vendido más de 50 millones de copias de sus discos en todo el mundo y varias de sus canciones ha sido traducidas en Inglés, Español e inclusive Francés… pero francamente prefiero su música en alemán.

La polémica siempre estuvo de la mano con este grupo, pues sino, ¿cómo venderían su concepto?: desde rumores que decían que una de sus canciones hablaba de los crímenes de un asesino, hasta el hecho que se utilizara de portada la foto del rostro de un bebé que murió por motivo de un tumor que apareció en su lado trasero. Hay mucha tela que cortar respecto a este grupo y, no distan de aspectos que los mancharían como tal.

PERO, seamos sinceros… La canción «Radio» llegó en un momento en el que todo parecía burdo, reutilizado, enlatado y sin vida, para darnos una bofetada en la cara y decirnos a gritos: ¡Seguimos aquí!

Pasaron muchos años en sus comienzos para que se pudieran consolidar con un sonido con el cual pudieran sentirse cómodos y lo más importante (SUPER importante), dar un producto completamente diferente que otros no se han atrevido a dar. Habían pasado por rupturas sentimentales con sus novias y emocionalmente estaban en duelo. Sin embargo y aún en sus correspondientes proyectos, ellos siguieron haciendo música tal y como les agradaba para que finalmente todos se unieran y junto a él, Till Lindemann, quien es el actual vocalista de este exitoso grupo.

«RADIO»… la ansiada sorpresa de Rammstein.

Por fin, música con sentido. Música que nos muestra muchos mensajes ocultos a nivel histórico que son de gran interés para desmenuzar y analizar con mucho sigilo. Me siento extremadamente feliz, pues como comunicador este tipo de cosas me hacen recobrar la fe en la humanidad.

El desarrollo del video se da en la época de los años 20, en un tiempo en el que la II Guerra Mundial estaba en su mayor apogeo. La radio estaba destinada meramente a dar a conocer temas referentes a la agenda nazi, alimentando y programando a su pueblo con temas que para el gobierno eran de gran importancia. Se consideraba absolutamente prohibido escuchar emisoras extranjeras con mensajes que fueran ajenos a lo que ya estaba programado, o de lo contrario, tendrían un serio problema.

Si no has visto el video «Radio», acá te lo dejo con todo gusto

De forma indirecta se muestra un pueblo amordazado adrede y de manera pasiva, sin que ellos lo supiesen. Sin embargo, entra la rebelión que hace que todo esquema se rompa y con ello aspectos como la lucha por la igualdad de las mujeres, así como levantar la voz ante la opresión.

El siguiente video tiene un análisis super acertado sobre esta grandiosa canción en el canal de Miguel De Lys. Espero de corazón que todo el álbum sea de temas que refieran a datos históricos como este, para decir que la espera haya valido la pena y conocer material de primera mano de estos alemanes.

Mi conclusión respecto a todo esto.

Señores queridos y amados músicos fiebres… no sé ustedes pero yo estoy harto del nivel abismal y asqueroso que la industria musical ha tomado en los últimos años. En tiempos de antaño como lo vemos en «Radio» en la época de los años de 1920, los medios de comunicación se limitaban exclusivamente a la promoción de temas eminentemente estatales, gubernamentales, con tal de programar la mente de las personas hacia un perfil que diera como resultado «la formación de una raza humana perfecta».

Muchos en el proceso fallecieron de formas sanguinarias por la lucha a la libertad de expresión. Hoy día, aún seguimos viendo sangre derramada por este aspecto, pero al menos hay una razón de peso. No estoy justificando la pérdida de vidas por ellos, pues desde cualquier ángulo que se mire, el quitar la vida a alguien es un crimen.

Pero hoy día estoy preocupado, pues aunque no estamos viendo a personas que las están preparando rumbo a una fuerza militar camino a la destrucción del mundo, veo por el contrario que la música pop en la actualidad está haciendo que mentes productivas se transformen en mentes mediocres, sin capacidad de razonar, de cuestionar las cosas, de debatir ideas a fin de dar posibles soluciones. En cuanto al tema de la música, muchos chicos y chicas anhelan figurar para ser famosos, lograr el estrellato y ser invencibles, pero ¿a qué precio?.

Actualmente contamos con un medio que nos permite informarnos, educarnos y crecer con él que es precisamente la radio. Pero sin importar cuantas personas han tenido que sufrir por lograr esa libertad de la cual actualmente un grueso de la población latina goza, lo utilizamos para escuchar basura y más basura. Nada que llegue rumbo a un cauce en común.

Rammstein nos demuestra, que un buen sonido puede ir de la mano de la educación, informando a la gente sobre temas históricos que muchos ignorábamos. En realidad, sus más de 12 millones de vistas en menos de dos días, en comparación a una cifra similar lograda en casi 5 días con el video de Madonna, me hacen reflexionar que la gente no es bruta. En cambio, nos quieren distraer y lo han de lograr si no hay alternativas de música y entretenimiento que no solo alimenten los bolsillos de pocos, sino el cerebro de nosotros sus consumidores.

Nosotros somos el poder que permitirá ejercer ese cambio. Y ello se logrará con un buen sonido, un espectacular producto, una magnánime mente detrás del producto, educación en tema de negocios y dar lo que la gente aclama a gritos que es calidad, y no una falsa manipulación de la cual, yo no caigo.

En fin… ¿Quién ganará en esta batalla de polémicos titanes en la música de nuestros tiempos? ¿Rammstein o Madonna y su nueva paloma? Eso está por verse.

Mi querido Juan Luis, tocallo… que Dios te guarde y te proteja, pero tanta ingenuidad no cabe en mi mente.

Jero Coto es voice coach y coach artístico, cantante, ingeniero en sistemas, especialista en Negocios de la Música y actualmente preparándose en Recursos Humanos. Además es propietario y director de MusicoFiebre.com. Es un ejemplo de que no hay obstáculos para seguir la más bella de las pasiones que es la música. Ayuda a sus lectores a confiar en sí mismos y sacar su don interno al mundo.

Escribe un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here