3 Tipos de Músicos Que Debes Conocer Antes De Unirlos a tu Banda

Casi todas las mañanas después de levantarme, suelo revisar las actualizaciones de Facebook en mi smartphone. Una de las cosas que he notado entre muchos de músicos que tengo de contactos, es que se destacan tres tipos de personalidades que debes conocer para edificar una carrera exitosa.

En algunos casos, romper con todos los principios y protocolos de cortesía que hay entre la comunidad de músicos y robarle trabajo a otros para obtener mayor posicionamento en el mercado a cambio de reconocimiento personal sin dejarle migajas a nadie, no siempre es la mejor alternativa para ganar terreno. En otras situaciones, la solidaridad y camaradería de apoyarse unos con otros, hace que aumente su número de seguidores y obtienen más trabajos para cerrar el mes con una buena remuneración.

En todo caso, no estoy para crear controversia respecto al tema. Así que detecta estos tres tipos de personalidad entre los músicos para conocer de ellos sus ventajas y desventajas para determinar si vale o no la pena tenerlos como parte de tus emprendimientos y proyectos artísticos. Después de leer mi artículo, lograrás tener un criterio más amplio del tema y así tomar tus propias conclusiones.

1) El músico que aminoriza al resto y se posiciona como el mejor de todos:  Su personalidad es atrayente, convincente en muchos casos, de buena labia, relajada y proviene de músicos cuyo atractivo se enfatiza en lo que dicen y ofrecen, haciendo creer a sus clientes potenciales que son la mejor opción. No son para nada arrogantes y poseen espectaculares estrategias de negociación.

En efecto, tener a este tipo de prospectos cerca podría ayudarte abrir muchas puertas, pero su nivel de influencia es tan grande, que si les fallas, pueden ser capaces de poner todo su entorno en tu contra. De cualquier manera, detéctalos muy bien y tenlos muy cerca. En algún momento, te pueden sacar de un apuro.

Si no sabes cómo negociar con un cliente potencial, haz clic aquí para darte ideas frescas al respecto.

2) El músico que pondrá en mal a su cliente si no le pagas lo acordado: Este tipo de personalidad es muy común en la actualidad y honestamente lo veo poco profesional y chabacano. Pero volvemos al mismo punto. Su poder de influencia es tan fuerte, que invita a toda su comunidad de músicos y fans a que lo apoyen como medida para presionar a la “víctima” a que le pague.

A lo largo de muchos años, los músicos han pasado por numerosos problemas al ver su profesión aminorizada por no pagarles por su trabajo o bien por no pertenecer a un sector de la industria que los distribuya para sus eventos. Ahora, muchos han decidido cambiar su actitud y se han dado a respetar recibiendo así su correspondiente pago por el trabajo realizado.

Si conoces colegas con este tipo de comportamiento, ellos abogarán por la justicia y velarán poque sean respetados sus derechos tanto como los de todo el equipo involucrado. Pero al ejecutar ciertas acciones poco atractivas tales como poner en mal un negocio, dreprestigiarlo o hablar mal de su dueño, pueden recibir una baja de rating para ser recomendados para otros eventos o proyectos musicales, lo cual podría afectar tu imagen. Como compañeros de trabajo, te serán muy fieles y justos, pero tendrás que ayudarle a controlar su temperamento.

Consejo adicional: para evitar malos entendidos y mantener una ética de altura, pasa este tipo de trabajo a un booking manager que te represente con tus clientes potenciales y así velar bajo contrato que el evento se pagará como debe ser. Si requieres tener una mentalidad de negocios, échale un vistazo a este artículo.

3) El músico que cierra todos los pórticos para evitar que levantes vuelo o que brinda malas recomendaciones a otros colegas producto de un problema personal: Es muy natural que cuando estamos envueltos en un problema  personal o profesional con otro colega, nuestro ego gobierna y se antepone frente al sentido común. Es un golpe muy bajo cuando alguien te decepciona especialmente si le has extendido la mano para luego patearte el trasero.

A no ser que el roce llegue a asuntos legales, ningún músico debería rebajarse a modo de venganza a malinformar a otras personas porque sencillamente se ha encaprichado y literalmente “le caes mal”.

De cualquier manera, mi sano consejo es mantenerlos lejos de tu vida. Son personas altamente peligrosas y tóxicas en el medio que pueden hacer que tu carrera musical se ralentice a tal punto que te llenará de mucha angustia y miles de frustraciones. Demuestra con acciones y no con palabras lo bueno que eres, entabla espectaculares relaciones con tu equipo de trabajo y que sean tus propios clientes lo que hablen maravillas de tu desempeño. Eso hará que la toxicidad de “otros”, sea apartada y recojan al final lo que han sembrado.

Resumiendo todo lo visto, puedo decir que tener aliados cerca una vez que aprendas a detectar estos tres tipos de personalidad en la Industria del Entretenimiento, ayudará a edificar tu carrera, creando buenas relaciones y construyendo tu propia red de contactos sostenible y en constante crecimiento.

Es necesario contar con fuentes confiables que te den información fidedigna del trabajo de alguien sin anteponer sentimientos personales. Y finalmente, la honestidad no se compra ni se adquiere como una máscara que usas para ciertas ocasiones.

¿Estás de acuerdo con este artículo? ¿Te ha sucedido algo similar? ¿Qué opinas al respecto? Deja tus comentarios y comparte con todos tus colegas, amigos y contactos en redes sociales.

—————————————————

Sobre el Autor:

Jero Coto es voice coach y coach artístico, cantante, ingeniero en sistemas y actualmente se prepara en el área de Negocios de la Música. Además es propietario y director de MusicoFiebre.com. Es un ejemplo de que no hay obstáculos para seguir la más bella de las pasiones que es la música. Ayuda a sus lectores a confiar en sí mismos y sacar su don interno al mundo. Volver a la página principal.

One comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *