¿Cómo Cantar Notas Altas sin Gritar?

Si tu frustración ha crecido por no lograr dar notas altas en una canción, te comprendo perfectamente. En algunos casos, muchos suelen recurrir al “grito” lo cual les traería severas consecuencias en la voz y su salud o peor aún, tener lesiones irreversibles para toda la vida.

Si eres principiante y deseas con ansias aprender a cantar, o ya cuentas con experiencia  pero sigues teniendo problemas para llegar a las notas altas, este artículo puede ayudarte.

En la calle puedes encontrar miles de personas que dicen ser profesores de canto, pero muchos de ellos enseñan técnicas inadecuadas que pueden dañar tu voz. Algunos recurren a procesos excesivos de vocalización con resultados poco satisfactorios. Lo cierto es que puedes vocalizar tantas veces como quieras, que eso no te garantizará lograr todos tus objetivos a menos que no tomes en cuenta el factor principal: la respiración.

Así como la guitarra tiene su caja de resonancia, nuestra voz también. De hecho nosotros contamos con diversos resonantes en nuestro cuerpo para crear diferentes efectos en nuestra voz, pero eso lo mencionaré más adelante. El enfoque que quiero dar esta vez, es que conozcas el valor de “expandirte” con una respiración correcta y con ello, asombrar a tu audiencia con tus notas altas.

Para lograr este ansiado objetivo, tendrás que vocalizar para conocer cuál es tu verdadero rango vocal actual al lado de un especialista en voice coaching. Pero antes que nada, deberás practicar ejercicios de respiración adecuados de forma constante para para que tu caja torácica se expanda y así darle mayor espacio a tus pulmones para almacenar más aire.

Estos son los puntos que debes lograr durante tus prácticas.

Expande tu capacidad respiratoria: cuando prácticas respiración debes inhalar hasta llegar al máximo de tu capacidad actual, en tanto que tu diafragma desciende, las intercostales se expanden y brindes más espacio a tus pulmones conforme almacenes más aire. Puede que las primeras veces no logres llegar hasta el final del ejercicio como quisieras, pero notarás la diferencia cuando practiques constantemente y con el tiempo, tu rango vocal se expandirá y tus notas altas las emitirás sin tanta dificultad.

Vocaliza constante y paulatinamente: Una vez finalizada tu práctica de ejercicios de respiración, notarás la diferencia al vocalizar, pues tus notas se emitirán con menor dificultad. Esto se debe a que los músculos del diafragma y cuello están más relajados así que la voz sale con más libertad. Es muy importante comprender que cuando vocalices, no debes sentir ningún tipo de tensión muscular de ningún tipo. Los cantantes profesionales se preparan física y vocalmente durante casi cuatro horas diarias. Si estás dando tus primeros pasos en ser riguroso contigo mismo con tal de escuchar tus notas altas, puedes comenzar con una hora y media, tres o cuatro veces por semana. Según sea el nivel de dificultad de tu repertorio, deberás aumentar cuidadosamente tu tiempo de entrenamiento, sin que esto ponga en riesgo tus tejidos musculares y cuerdas vocales.

Se constante y persistente: En esto fallan muchas personas, pues creen que teniendo el talento y las ganas para lograr sus meta es más que suficiente, pero a la hora de trabajar, no hacen los ejercicios que deberían, no practican y corren el riesgo de perder su voz por hacer cosas inadecuadas por falta de una preparación adecuada. Así que cada vez que cantes y sabes que debes practicar, aun sin tener ganas de hacerlo, hazlo. Te aseguro que verás los resultados de tu esfuerzo tan pronto como te lo imaginas… o de lo contrario, sigue soñando.

No entrenes solo ni pretendas ser autodidacta: Sin importar si eres principiante o todo un experto en el canto, siempre debes contar con un voice coach que asesore tus progresos y te corrija cuando sea necesario. Aun con mi experiencia como cantante, cuento con mi voice coach personal con quien tengo clases todas las semanas. Puedes correr muchos riesgos si eres autodidacta con tu instrumento, ya que siempre necesitamos de un especialista que nos escuche cuando estamos haciendo algo bien o cuando debemos mejorar, a fin de dar nuestro mayor potencial tanto en escenario como en nuestras grabaciones.

Cantar con potencia y saber cómo lograrlo es muy importante. Quizás este artículo sea de gran ayuda.

Haz una bitácora y graba todas tus prácticas: Esto me ha ayudado en gran medida a mejorar mi interpretación, especialmente si se trata de un repertorio con cierto nivel de dificultad que incluya notas altas. Al inicio de las grabaciones, menciona la fecha de la grabación, el motivo de la grabación como por ejemplo “Practica de vocalización semanal” y luego el número de la grabación. Luego guárdalo en una carpeta con la fecha en que fue creado. De esta manera podrás llevarlo en tu teléfono móvil, mientras conduces o en tu computadora y podrás escuchar qué cosas debes mejorar para tu siguiente práctica.

Adicional a esto, escribe todo lo que detectaste en tu grabación en una bitácora para que verifiques todos tus progresos. Te asombrarás de los cambios en tu voz si eres constante en tu arte.

Sobre el Autor:

Jero Coto es voice coach y coach artístico, cantante, ingeniero en sistemas y actualmente se prepara en el área de Negocios de la Música. Además es propietario y director de MusicoFiebre.com. Es un ejemplo de que no hay obstáculos para seguir la más bella de las pasiones que es la música. Ayuda a sus lectores a confiar en sí mismos y sacar su don interno al mundo. Volver a la página principal.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *